TÉCNICAS PARA UNA VIDA PLENA

Mi objetivo es transformar a las personas en lo que son realmente para que vivan una vida plena y llena de éxitos

Angel Ruiz Ojeda

Comunicador y autor de técnicas para la transformación personal

Hay una energía que me ha dado la fuerza necesaria para conseguir lo que para muchos pueden ser las cosas más inverosímiles de este mundo. Esa energía, es la energía del desafío, una fuerza sobrenatural que ejerce en mi el deseo de la consecución de un nuevo reto. Esta energía puede ser extraordinaria para mi y agotadora para los demás.

 

Me muevo directo hacía el objetivo como la flecha de un arquero, si los demás piensan que todo está acabado, yo sigo adelante, si una situación se tuerce hacia el lado opuesto, yo encuentro la solución. Todo, absolutamente todo, pasa a un segundo plano, me olvido del tiempo que pasa, de los demás, de comer, de beber, conectado con el presente y fluyendo con todos mis sentidos en el momento de la acción. Transmito felicidad, energía y motivación, sumergido en mi hacer. No tengo otra opción, ya que, de no ser así, entraría en un estado de tedio no deseado, estaría abatido, prácticamente muerto, por lo tanto, nada puede pararme.

 

Apuntando a algunos de los ejemplos que hace gala de lo anteriormente dicho. Ya de muy joven, me fui a unos tres mil kilómetros de casa y casi sin dinero, con el reto de demostrarme que podía empezar a vivir desde cero y sin el apoyo económico de mis padres. Después de pasar carencias de todo tipo, conseguí vivir dignamente. Objetivo conseguido.

 

Volví a casa y después de una juventud alocada y sin rumbo, continuaba con mis desafíos. A mis 24 años, decidí ingresar en la universidad para estudiar, como no, una ingeniería. Objetivo conseguido. Estando en la universidad, como un enamorado de la majestuosidad y la elegancia de los aviones, decidí trabajar en los Estados Unidos como Ingeniero de Diseño Aeronáutico en The Boeing Company. Objetivo conseguido. Estando allí, con tan solo diez meses de experiencia, decidí montar mi propia empresa de ingeniería aeronáutica en mi tierra, en Sevilla, la cuál fue un desastre, con un magnifico préstamo bancario de regalo. Objetivo no conseguido.

 

La energía del reto, seguía en mi interior y sin apenas dinero para comer, viajé a Madrid, donde al poco tiempo, monté de nuevo una empresa de ingeniería aeronáutica, esta vez, consiguiendo tan solo en el primer año, facturar varios millones de euros y tener ingenieros trabajando en Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y Alemania, abriendo también una segunda sede en Francia. Objetivo conseguido.

 

Buscando nuevos retos y sin dejar en ningún momento mis actividades en el sector aeronáutico, decidí montar un par de inmobiliarias en plena crisis del ladrillo. Pero algo extraño empezó a ocurrirme, esa energía poderosa cobraba una dirección y un sentido contrario al habitual, esa motivación tan espectacular ya no estaba en mí.

 

EL DESPERTAR

 

Anhelando ansiosamente el estado eficaz y poderoso que siempre había poseído, estuve durante más de dos años, investigando y profundizando, sobre la forma de conseguir de nuevo ese estado de energía y felicidad. Por más que insistía en encontrar aquel nuevo reto que me hiciera arrancar la maquina, al margen de ser pretencioso, nada poseía las características necesarias que acaparara toda mi atención, la verdad es que, de cualquier posible nuevo reto comparado con lo que había alcanzado, era inevitable.

 

La búsqueda incesante de un nuevo desafío, inició un duro y emocionante viaje, perdido en un mar de oportunidades, en un oleaje interminable que me mantenía en el vaivén de mis pensamientos y acciones. Hubo un día, que dicho oleaje acentuó su fuerza, a causa de los rayos y truenos que generaban el constante ruido de mis pensamientos, hasta tal punto, que me lanzó al profundo océano. Fue entonces, cuando pude ver y sentir la inmensidad, la quietud y vida que había en las profundidades del vasto océano. Algo revelador me ocurrió. Desde una nueva dimensión, desde una nueva conciencia, observé que me identificaba constantemente con el movimiento de las olas, con mis pensamientos, sin atender a la esencia, a la energía que nos aviva, al vasto y abismal océano que hay en nosotros, a la fuente de toda creación. Se había creado un antes y un después, abriendo las puertas a un profundo viaje hacía mi interior.

 

Dicho viaje me llevó al despertar de una nueva conciencia, percibí súbitamente, el mundo hostil que la humanidad había creado, debido a la disfunción mental e inherente que sufríamos todos, a la inconciencia colectiva de creer que somos conciente de nuestros actos, gobernados por un subconsciente que le aterroriza la idea de no saber quién es. Todo comenzó a cobrar sentido, las incógnitas más profundas florecieron con una claridad espectacular, los patrones de pensamientos y emociones que generaban mis desafíos fueron visiblemente entendidos, el estado tan apreciado volvía a emerger en mi, pero ahora no había ningún reto externo que lo causara, todo emanaba de la propia transformación, de un nuevo reto interno que me hace vivir la vida intensamente.

 

Ahora dedico gran parte de mi tiempo a enseñar y proporcionar el camino para despertar la conciencia de todo aquel que desee convertirse en quien es realmente, para disfrutar de una vida plena y llena de éxitos. 

 

- Angel Ruiz Ojeda - 

RECONOCIMIENTOS Y PRENSA

 

ENTRESVISTA POR EL PERIÓDICO HUELVA BUENAS NOTICIAS

HOMENAJE A ANGEL RUIZ OJEDA POR SU TRAYECTORÍA EMPRESARIAL

ENTREVISTA SOBRE LA EXPERIENCIA DE SU DESPERTAR

TALLERES                                                                                      CONFERENCIAS                                                                                 CONSULTAS